Solo me pasa a mí...

Y las ves tan inocentes...Malditaaaas!!!

Viernes, fin de semana ajetreado, un señor se animo con dos horas de mañanero, pues a darle.
Después de bañarme, desmodorrarme, vestirme y maquillarme, el cliente me llama me dice donde nos veremos y  para no desaprovechar el viaje me llevo mi bolsa cargada con ropa deportiva y una lista de las cosas que tengo por hacer (coger, gastarme el dinero que me paguen, comer mucho, ir al gym), así no echaría otra vuelta a la casa. Nos vemos, besos, por aquí por allá, muy serio el señor, pero que bueno, porque a mi no se me da mucho por  hablar cuando estoy cogiendo mas bien se me da la gemidera y gritadera. Me lo hecho, me da mi ración de ver... Con dos horas de sexo quedamos mas que satisfechos, me doy mi baño de rigor. Así que, bye, adiós. No pido taxi salgo del motel caminando, a veces me gusta que murmuren, creí que los empleados de estos lugares ya estaban habituados a ver y oír cosas raras, pero cada que hago esto se me quedan viendo como si fuera un fantasma, sorprendidos, en fin. Tomo el bus me lanzo a comer ya tenía hambre después de tremenda faena, veo pozoles al dos por uno ni tarde ni perezosa me eché mi pozolazo y el otro lo pedí para llevar, me fui de shopin, desde cuando tenía ganas de comprarme un abriguito y no aguante más, fui a buscarlo con la novedad que ya no estaba el que yo quería... me lleva la chin... bueno me conformé con otro modelito. Fui al gym, claro, la disciplina es primero, pero ya con una hueva que no mam... que hueva, cogida, sin reposar la comida, cansadita de la caminada por andar de gastalona, bueno el chiste es que ya traía un sueñazo de aquellos pues también me había levantado tremprano. Termino tomo el bus de regreso a mi house, me llama otro clientecito buena onda, que no más no podíamos coincidir, con eso de que me fui de gira, de que llego y el andaba muy ocupado, de que me llama y ando otra vez fuera de la ciudad, en fin, no quise decirle que no, además no iba a desaprovechar otra lanita, a parte que no esta nada mal y me la pase de las mil maravillas la primera vez que me contrato, pues quedamos. Llego a la casa con mi hueva, el pozole paseado y mi preciado abrigo. Con otro bañito se me fue el sueño y ya refrescadita otra vez me alisto, salgo campante, jacarandosa y estrenando, tomo el taxi me lleva al motel me la paso sabroso y mi compañerito de juegos ni se diga que caritas hacía. Hasta aquí todo bien. Nos dispusimos a abandonar la habitación, aquí se rompió una taza y cada quien para su casa, le pido un aventón al muchachón me lo da. Pero cual va siendo mi sorpresa, unas cuadras mas adelante,  no encuentro mis llaveees!!!, hago el proceso de vaciado de bolsa y por ningún lado, me toco los bolsillos de los jeans y nada, de pronto veo el teibol en el que trabajadaba, le digo que me deje allí, para seguir buscando las desgraciadas llaves, llego saludo a todos otra vez vacio la bolsa se quedan asombrados por todo lo que cargo, aja, y entre todos esos tiliches no están las chingadas llaves. Se me ocurrió quedarme allí para matar el tiempo mientras amanecía y llamarle al casero para que me abriera y ver si las había dejado adentro, pero apenas era media noche, valgame Dios!!! Pues bueno me resigne, pedí unas chelas para entrar en calor, pero no, pinche frío cada vez arreciaba más y yo con un suetercito pedorro y el pinche abrigo ya no me sirvió para nada. Seguí cheleando, botaneando, viendo, criticando y  platicando con mi amigo el de seguridad, se dio una escapada, me llevo a un hotel, para mi mala suerte no había habitaciones desocupadas y yo con mi codez, no quería gastar, pero sentía que me iba a dar una hipotermia, los pies se me entumieron, pinches tacones muy a huevo los podía pisar, mi amigo me presto una chamarra pero no, ya  no me pude calentar, nos fuimos de regreso al table me metí al tugurio, me quede dormida un rato en un incomodo sillón, despertaba por el ruidero de los borracahales, se hicieron las ocho de la mañana, seguía buscando las llaves, pero ni sus luces le pedí a mi amigo que me llevara a otro hotel pues el mugre casero seguía jetón, no contestaba. Primero desayunamos, al menos ya no andaba con hambre, llegamos subimos, pinche habitación fría fría, no había calefacción me prestaron una cobijilla pedorra, ya que, pero donde resulta que mi amigo quería acción. Por Diooos!!! en que pinche cabeza cabe que iba a tener ganas de coger a esas horas, desvelada, bien jodida por los palos del día anterior, media cruda, morada de frió, la neta le tuve que parar su carro o mas bien chocarselo, porque no mames esta bien que me gusta la mamada y el pedo pero cuando no ando tan de la chingada, no soy ninfómana, ni me ensarto en cualquier palo a todas horas. Así que el pobre se fue triste y acongojado. Me dormí un ratito sin remordimientos ni cupla, desperte el frio no me dejaba, le marqué por enésima vez al casero al fin contesto, (vaya que se levanta tarde el cabr...) me dijo que hasta después de la comida iba a abrirme, chin a tu ma...!!! pues bueno, ya quequis, se llego la hora me fui pal cantón el vecino andaba afuera tenía la puerta abierta de la casa me metí y otra vez pinche sorpresota la puerta de mi cuarto estaba abierta, todo en su lugar, afortunadamente los que vivimos ahí somos gente decente. Y las putas llaves allí en la mesa, hijas de la chin...!!! las aventé al suelo, las recogí, les di sus besitos, llamé al casero para que ya no vieniera, y me lancé a mi camita a acurrucarme y sentirme calientita. La chingada niña por andar con su hueva, distraída y la emoción de sus encuentros cachondos dejo las llaves en la mesa, la puerta abierta y paso una noche de perro...que mensa. Esa era una de mis peores pesadillas olvidar las llaves y quedarme afuera en pleno diciembre, pero hace algunos años también me había pasado y en esta mismas fechas, solo que aquella vez pesque un catarrón con tos, que para que les cuento, solo con inyecciones se me quito y de las que duelen. En esta ocación solo fue un resfriado que ya esta pasando, pero ahora sí quiero muchas inyecciones, je je je...  De verdad, esto solo me pasa a mí...

SamyPack Super Navideño 2018

Se ve, se siente el SamyPack está presente. Y super navideño. Me encanta la Navidad, por eso este pack tiene más fotos, más videos, est...