ESOS CLIENTES...ESOS DIAS...



Quién trabaja, o sea la mayoría ,sabe que hay días buenos y días que hubieses preferido quedarte jetón en la camita aunque te descontaran las semana completa. Pero quien trabaja en ventas y tiene un trato directo con el cliente sabe mejor que nadie, que hay consumidores buenos, magníficos, estupendos, a los que les das trato preferencial y otros que aunque adquieren el producto o el servicio no más con verlos u oírlos hubieses querido no venderles nada. Y no es por su físico o su vestimenta si no por su mala vibra, prepotencia o desesperación. Pero el negocio es negocio, el dinero es dinero, hace falta y hay que chambear para recibirlo. Pues bien así también es mi trabajo, con la diferencia que en el mío hay que pegar el cuerpo, las manos, las bocas y los centros, quitarse los calzones y chutarse toda clase de olores, sabores y humores. Hay quienes piensan que es fácil o que no es trabajo porque una lo disfruta, claro que se disfrutaría, si siempre llegaran clientes tipo Brad Pitt o ya de perdis que no quisieran hacer las warradas de las pelis porno, que ni ellos ni una disfruta o que se lavaran los dientes y se bañaran mientras esperan a la dama o que no regateran tanto. Yo no digo que no, hay veces que te topas con tipos monísimos que te consienten, saben disfrutar y no se andan con pendejadas, porque saben que recibirán un servicio de calidad, yo al menos me dejo llevar y la recompensa es mutua. Pero como en todo gajes del oficio...
Hace unas semanas tuve un buen día para mis finanzas pero no para mi bilis y mi colita. Primero atendí a un señor con mucha prisa, desde que llamó me carrereo, pero bueno ya estoy acostumbrada a las carreritas de los caballeros y fui volada a atenderlo. Llegué y me ofreció wiski pero a mi éste no me pasa, así que preferí una miche y ya de allí puso cara de: "esta es naca" se le noto los aires de grandeza en las pocas palabras que emitió durante el servicio.Le hice lo que se hacer, se la acaricié, se la chupé. Trató de hacérmelo por atrás pero me la dejo ir tan fuerte que  hizo que me retorciera en la cama de dolor, un vez pasado el trance y secado mis lágrimas seguimos por otros lados. Terminamos y al descansar me pregunto que de donde era, y al contestarle empezó a hablar mal de mis paisas...eso me cago. Sólo me limité a decirle que en todos lados hay ojetes y como dicen en la tele "los buenos somos más". Ya más a huevo que de ganas, lo volví a estimular y se la chupe hasta que se vino y  se fue. jeje.
Después atendí a otra persona que no recuerdo ni como fue, ni que paso, ni que onda. Tal vez fue tan traumático que mi memoria lo borró, por más que quiero acordame, no se me viene nada a la mente,ese lapso de mi vida quedo en blanco solo se que di mi mejor esfuerzo, porque habían mil pesos más en mi cartera. 
Más tarde atendí a un paisano, coincidencia, uno hablando mal de mi tierra y otro contándome las ultimas novedades del terruño. Alivianado el Don. Hicimos algunas travesuras por adelante y por atrás. Estábamos con la plática a todo dar cuando recibí una llamada, ya en la madrugada el cuate me pidió informes y dijo que en la mañanita me volvía a hablar para contratarme, pero al ratito volvió a llamar y dijo que ya no aguantaba y  que lo atendiera, pues bueno patitas pa' q las quiero, termine la plática con mi paisa, me di un baño, y el Don se ofreció a llevarme al otro motel donde se había instalado mi siguiente cliente. Toqué me abrió un muchachón, me había dicho que me contrataría por dos horas, pero al final que siempre no, pues bueno empezamos besos, caricias, el oral de rigor, me le monté y se vino. Me quito enseguida porque su pene estaba muy sensible, platiquita, y todo iba bien hasta que  me salio con que me autorecomendaba, chales ¿en donde? pues solo aquí que es mi blog, en mi face y en mi twitter porque son mis paginas y hablo solo de mi y de mis experiencias, de lo que se diga en otras partes ni en cuenta. Ya de allí paso un buen para que se le quitara lo sensible a su amigo, me dijo que no se lo agarrara tan fuerte, que no le diera lengüetazos que mi cabello le daba cosquillas, en fin, resulto mas nena que yo, en el segundo round, ya ni sabia como chuparsela para que no le dieran ñañaras, hubo un cambio de posición y la cosa se puso grave y no más no. Nos dimos un baño se fue, esperé mi taxi, regresé a casa cansada sin mi sonrisa colgate como la mayoría de las veces. Pero ya saben lo que se dice: el cliente siempre tiene la razón y una esta para complacerlos, quitarles el estrres y que saquen toda clase de venenos, por si no se pueden desquitar con sus empleados y mascotas. Con esto trato de explicar que no quiero hacer una apología de mi profesión, que he escrito los más excitantes relatos porque esas experiencias merecen ser contadas mas allá de que sean pagadas.Pero como hay de todo en la viña del señor algunas veces tengo que lidiar con regateros, prepotentes, tímidos, mal vibrosos, trolls, reprimidos, acosadores, hombres algo raros, también con días malos en los que ni el aire me entra   y en otras ocaciones me encuentro con los mejores hombres que uno puede conocer en la vida divertidos, amenos, seguros, cachondos y por supuesto no se quejan por lo que pagan a estos son a los que adoro y de los que a veces me enamoro.
Como los deportistas extremos con  la adrenalina subiendo y bajando, con acelere del corazón, como la lotería no sabes si vas a ganar o perder o como la montaña rusa a veces arriba, a veces abajo (con albur y sin albur) dándote cosquillas la panza por los nervios, así es mi chamba no siempre se disfruta pero me encanta el dinero y la adrenalina por eso me dedico a esto.Sí, hacer el amor con desconocidos a veces es exitante, cuando esta en el rango de tu gusto y la mayoría de las veces no es así. Si no hubiese sido lo que he sido o lo que soy,  me hubiera gustado escalar montañas o estudiar animales salvajes y creo que de una u otra forma lo estoy haciendo a veces me expongo a caídas, fracturas, falta de oxigeno, rasguños, mordidas y sobre todo piquetes... jaja... pero así es la prostitución, cualquier profesión y la vida. Días buenos, días malos. Clientes buenos y clientes... solo clientes (no hay malos)  y todos los demás.


Mil y un besos.

SamyPack Super Navideño 2018

Se ve, se siente el SamyPack está presente. Y super navideño. Me encanta la Navidad, por eso este pack tiene más fotos, más videos, est...