Con esa boquita...

 Es raro encontrar hombres dispuestos ha hacer vibrar a una chica y mas si es escort. Nosotras somas las proveedoras del placer, pero cuando te encuentras con algunos que disfruta viéndote retorcerte de gozo, como ya he dicho antes, el trabajo se vuelve gratificante...el trabajo bien hecho tiene sus recompensas.
 Hace unos días atendí a dos chicos por separado claro, la de a pollito rostizado como que no me late, bueno el primero norteño y el segundo también...Ultimamente estoy atendiendo puro foráneo, que paso Potosinos me están quedando super mal...o será q ya me eche media ciudad... en fin.
 El chiste que el primero venia con los del Tecate Box Tour y no se quería ir sin  probar lo típico de San Luis. Llegué besito en la mejilla, por lo de aquello que les contaba: que a muchos no les gusta besar, le hice la pregunta que ya es de rigor ¿te gustan los besos? A lo que me contesto que sí. Pues ton's a darle... besos, abrazos y apapachos. Una apaleada rica y bien puesta. Bañito y despedida. Me quede en el motel por si alguien mas se animaba a gozarla, llegar de volada. Después de un rato de estar viendo The big loosers y ya casi dormida, sonó el cel. media soñolienta contesté. Un chicuelo me preguntaba por mis servicios y algún motel pues venia de fueras y no sabía que onda en la ciudad. Le dije en donde estaba y al cabo de unos minutos volvió a sonar el cel, era el mismo chico diciendome que ya estaba instalado, hay voy a bañarme de nuevo para quitarme lo modorro y estar al cien. Cruce el motel y me abre la puerta el chico, güerito de ojos azules medianito, yo lo vi jovenzuelo el decía que ya tenia sus añotes y experiencia que se noto por la maestría con la que me hizo el amor. Pregunta obligada...respuesta sí...Y unos besitos tiernos aquí, acá, allá y más allá, su miembro ya estaba a punto, además de que se veía muy bien,  así que lo prepare para llevármelo a la boca y saborearlo pero no me lo comí por mucho tiempo. Me coloco boca arriba pensé que ya me iba a penetrar pues el ya estaba mas que listo, pero no, me abrió los muslos y se metió a comerme...¡aaaaayyyyyyyyy mi amoooor! ¿Con esa boquita comes? Sí chupaba, mordía y hasta masticaba... Lo que hizo en mi cosita fue memorable, vi el cielo, las estrellas el infinito y mas allá. Cuando me canse de delirar de gusto le pedí que me penetrara, estaba tan caliente que sus embestidas violentas me hicieron otra vez tener un orgasmo. Me la saco y ahora si que me la llevo a la boca, no me iba a perder de todo aquello. Aprovecho la posición en la que me encontraba para comernos y ponernos en un rico 69. Y otra vez me vine en su boca.
Pocas veces una tiene ese privilegio y ve cumplida su fantasía de venirse en la boca de un caballero. Ah sí, muchas también al igual que ellos tenemos esa fantasía. En fin, que otra vez me la dejo ir y esta vez si ya no aguantó y termino. Y el tiempo se acabo justo cuando se vino...jajaja ni siquiera me di cuenta hasta que prendí el cel y mi novio empezó a marcar para ver donde estaba. Otro baño y a volar, era tardísimo y todavía tenia que darle su besito de buenas noches a mi boyfriend, lo bueno que ya iba calientita y el muchachon me dio un aventón hasta la casa de mi pior es nada. Nos despedimos y le pregunte que si le habia gustado mi servicio dijo que le había encantado, me guiñó un ojo y le dije adiós. 
Mi novio dormidote, lo tuve que despertar porque con la calentura que traía ameritaba otro palo. Y ya después de tanto orgasmo terminó mi día. Dormí a pata tirante y calientita. ¡Ay! hombres cuanto poder tienen en su boca ojala y la usarán más...jeje...
Ojalá vuelva el güerito y ¡Arriba los norteños! pero de mí...jajaja

Mil y un besos.

Mi paisano

Lo conocí en una fiesta “exclusiva” que reunía a varias “personalidades” del “medio erótico” de Twitter y a la cual pagaron caballero...