¿En donde te cogió el temblor?

El martes había tenido una mala noche, tuve pesadillas y lo peor es que despertaba y al volver a dormir volvía al mismo pinche horrendo sueño. Así que decidí no dormir un ratito, pero para mi desgracia y  sorpresa, el sueño se me fue a las tres treinta de la madrugada y a las siete de la mañana tenía que agarrar camino para Toluca, solo dormí una hora, cuando el despertador sonó, me levanté, me di un baño para quitarme el cansancio de la mala noche y a las nueve de la mañana aun no salía de mi casa, recibí una llamada de un chico, quería que lo atendiera a las once en el Hotel Puebla, le dije que sí, así me daba tiempo de al menos dormir una horita más y después saldría a atender a los toluqueños que habían agendado para la tarde. Muy puntual el chicuelo ya estaba llamando a las once y yo dormidota, ¡hijoles!, me levanté corriendo a darme una manita de gato rápida y salí como bombera a apagar fuego. Llegué a la habitación, al ver y darle su beso al cliente recordé que ya lo había atendido cuando recién había llegado al D.F.  y la habíamos pasado bomba.

 Después de la plática introductoria y quitarnos la ropa, comenzamos a besarnos, ya saben conmigo los besos son primero para encender los motores, fuimos a la cama el se acostó boca arriba y me puse encima de él para acercarles mis tetas y las chupara, bajé, le di unos lengüetadas en la cabeza del pene, se lo recorrí, repasé hasta sus bolas, me lo metí a la boca, lo succioné, lo lamí de arriba a abajo, me acomodé para hacer un 69, me empapé cuando el saboreó mi clítoris y estaba lista para ser empalada, así que estiré mis brazos para alcanzar un condorito, se lo puse y en posición de vaquerita invertida me ensartó, esta es una de mis posiciones favoritas porque mi clítoris se roza con las pelotas de mi macho en turno y es delicioso, mientras lo cabalgaba, él me tomaba de las caderas, subiéndome y bajándome a lo largo de su miembro, de repente dirigí la mirada al espejo para ver como estábamos disfrutando, vi al fondo que un árbol se comenzó a mover freneticamente, así como las cortinas tambalearse y enseguida sentí que la cama se movía más de lo normal, digo en ese hotel los colchones suelen irse de su lugar un poquito, pero el espejo también empezó a vibrar y mi carita se empezó a distorsionar, no solo por el movimiento del espejo, sino por el miedo, casi al mismo tiempo los dos dijimos: "ESTA TEMBLANDO" me safé de él, salté y en menos de un minuto estaba medio vestida y diciéndole al muchachón que se apurara a ponerse decente, para salir de allí, cuando estas cosas pasan, mi imaginacion que de por sí es acelerada, empieza a volar y ya me imaginaba, teniendo muerte de sapa encuerada, sin haber llegado al orgasmo y sin haber hecho que mi cliente llegara al suyo.  ¡Maldito temblor si apenas íbamos empezando! Mientras corría a la salida, invocaba a todos mis santos y  quería a mi mamaaaaaá, si me hubiese oído, de seguro me hubiera dicho: "sí, cabrona ahora si te acuerdas de tu madre"... jajaja... ya no sabía si seguía temblando, solo quería salir, mientras abotonaba nerviosamente mi pantalón y la chamarrita que me había puesto a la carrera, en la calle todo mundo estaba paralizado. Nos quedamos unos minutos afuera del hotel, cuando todo se calmó y volvimos a la habitación, entre bromas y risas recordando el impactante momento, mi carota de susto, mis piernitas temblando y él que no se podía sacar él condón, frikiados y algo nerviosos, comenzamos  de nuevo la batalla, voló la poca ropa que nos pusimos, nos besamos y al parecer a él, el espanto se le proyectó en erección, porque estaba más que listo, se la chupé un ratito, pues quería sentirme llena, sentir un orgasmo irme aunque fuera un ratito de este mundo y olvidarme de todo, al parecer el también lo quería, le puse el condón, me puse de a doggy, me penetró, nos acoplamos cada uno al ritmo del otro, oleadas de calor empezaron a subir de mi estómago a mis partes mas sensibles, que friccionaba él, con gusto, otra sacudida de 7.8 grados pero solo la sentí yo y mi clientesito lindo, tuve un orgasmo, un momento después me dijo: "ahí te van" tomándome fuerte de las caderas me la empujó lo más adentro que pudo, se vino  y sentí las replicas del suyo... jajaja... 
Nos fuimos a bañar, pero aun seguíamos con el susto, así que decidimos dejar el siguiente palito para la próxima, no fuera llegar otro temblor y ahora si fuera a salir corriendo en cueros.
Este fue mi segundo temblor el primero que me toco acá, fue el de diciembre del año pasado, en aquella ocasión, si estaba vestida y salí disparada de mi casa en el cuarto piso, el de hoy, de cinco punto y cacho, no lo sentí pues aun estaba durmiendo como roca, las réplicas solo me han sacudido un poquito... jajaja...

Bueno mi Kzador de Reynas, como bien dices ya tenemos que contarles a nuestros nietos y a los amigos en las borracheras: que nos cogió un temblor en plena faena... jajaja... Besitos Kzador y espero verte pronto para echarnos el palito que quedo pendiente. 

Chicos hoy no estuve atendiendo, ni mañana tampoco. Así que una disculpa para los que marcaron mi cel y estaba apagado. El sábado estoy con ustedes para pasarla chevere y bien rico. El próximo lunes estaré en Pachuca. 

Gracias por leerme, síganla pasando bonito.

Mil besos.

SamyPack Super Navideño 2018

Se ve, se siente el SamyPack está presente. Y super navideño. Me encanta la Navidad, por eso este pack tiene más fotos, más videos, est...