Química

;
 
 
Química, ciencia que estudia la composición y las propiedades de la materia y las transformaciones que esta experimenta sin que se alteren los elementos que la forman. Según Wikipedia y su información que cura y si no cura si calma dolores de cabeza.
Química, dícese de la ciencia que si combinas varios elementos en un matraz o tubo de ensayo y te sale el color esperado o explota o salen chispas o ya de perdido el vapor fue denso, salió el experimento y ya te crees genio. Según yo y mis definiciones fáciles y digeribles. 😊


Y que dijeron Samantha se volvió nerd y ahora nos vendrá a aburrir con lecturas científicas. Sí y no. Sí soy una nerd y no, no escribiré de ciencia aburrida, sino del planteamiento, diseño, construcción, depuración y ejecución del acto sexual. Jajaja, no se crean. Por el momento solo contaré lo rico que me cogieron y como la química ayuda a que salgan chispas del colchón y orgasmos explosivos.
¿Existe la química sexual? ¿Existe la química en un encuentro de una hora con una sexo servidora?
Sí y sí. No lo digo yo, lo dice la ciencia. Todo nuestro cuerpo esta formado por células, hormonas, órganos, electricidad y muchos procesos químicos. En todo el cuerpo humano hay química. Y en el sexo ni se diga, si no como explicamos el cambio de color, el aumento de temperatura, una explota y se eriza la piel.

¿Solo hay química con ciertas personas? Sí. Sino andaríamos dándonos todos contra todos.
Mucho se ha debatido en foros de sexo servicio, si al no haber la famosa química, es motivo para dar un mal servicio y la respuesta es no. El tiempo y las condiciones de un servicio se respetan sin discriminación. Porque por eso es un servicio que se brinda por un pago. Ya que si ambas partes lo disfrutan es un valor agregado. Y definitivamente si hay quiiiimica el encuentro se hace inolvidable.

Pues bien hace unos días anuncié  mi regreso al escenario puteril y ni tarde ni perezosos se dejaron venir una horda de cachondos lujuriosos (con todo respeto chiquillos...jajaja).
Concreté citas y en una semana de idas y venidas, hubo un chico en particular que hizo explotar en mi la famosa química. Me encendió, literalmente, la locura carnal se desató en cuestión de segundos. Los besos apasionados y las caricias nada delicadas nos llevaron a un torbellino donde el sudor nos empapaba y hacia que nuestros cuerpos resbalaran delicioso. La verdad deje el poco pudor que me quedaba detrás de la puerta y me deje llevar. Nos comíamos, literal. Entro tan fácil y nos acoplamos tan bien que los orgasmos salieron rápido y sin dificultad uno tras otro. Uff! Nada más  de acordarme me excito, UPS! Estoy mojada. jajajaja... Ok ya.

Pero la culpa fue de las feromonas, no de nosotros, fue puro impulso. Es difícil de explicar y de analizar. Simplemente hubo química de esa que hace explotar cosas y cuando llega hay que disfrutarla. En este experimento se combinaron dos cuerpos y sí... salieron chispas.

Mil y un besos.


No todo es miel sobre ojuelas.

La mayoría de los clientes que atiendo son muy cachondos, buena onda y muy platicadores; siempre que acabamos el primer round, viene ...