Bien paseada...bien co...mida

Ya había contado de las sesiones cachondas con Ari, pero su chamba acabó en San Wicho así que no volverá, al menos en un buen rato. Por ahora anda en lugares muy calientes...jeje...
No se pudo esperar hasta que fuera de gira al Defectuoso, no, el dijo: "nel pastel, ya no aguanto y mas con el relato que escribiste sobre mi y como te ponía, ando bien venenoso". Pues bueno que se avienta a pagarme una noche, más mis viáticos, ni tarde ni perezosa agarré mis petacas y que me lanzó. Llegué a las ocho de la noche, él ya estaba allí esperándome con su carita de niño bueno de que no coge, digo, rompe un plato. Nos vimos, acercamos nuestras boquitas y salio un rico besito. Agarramos camino a un hotel cercano a la terminal y mientras por el camino, entre el tráfico, platicamos y aprovechamos para callarnos con  besotes cachondos. Al llegar, nuestro faje de reencuentro no pudo faltar, besos, arrimones, sobadas y  no tardo en volar la ropa. Él con el miembro a todo volumen y yo más caliente que un incendio forestal, seguíamos toqueteandonos y en eso que me bajo a saludar de beso y todo a su amigo, pero como me gusta tanto la saludadera, que me quedo un buen rato dándole brochazos con mi lenguita, además de chupadas y haciendo el reconocimiento debido... jeje.  El hizo lo propio y nos enredamos en un delicioso 69, después de un rato dándonos placer con nuestras bocas nos acomodamos para juntar los centros, yo ya estaba más que mojada, húmeda y escurría, así que facilmente me penetró, me puso de a perrito y terminamos. Sin descanso comenzamos con el segundo raund, terminamos y pedimos pizza...No nos queríamos enfriar, saliendo a cenar, encendí la tele y nos pusimos a ver la Reina del Sur, los dos somos bien noveleros nos quedamos calladitos comiendo nuestra pizza hawayana. Terminó y empezamos nosotros a darle vuelo a la hilacha de nuevo, por arriba, por abajo al centro y pa' dentro jaja...Después de este palito decidimos descansar un poquito. A Ari le dio sueño y a mi calor, así que decidí llenar el jacuzzi para refrescarme un rato. Y ni tarde ni perezoso, el muñequito que se levanta y ¡al agua patos los dos! Pero el baño no fue tan refrescante, nos calentamos más entre el agua, tocándoos y besandonos nuestras cositas. Salimos del jacuzzi derechito a la cama, hicimos el amor delicioso. Después de este, vino, otro y otro. Casi toda la noche la pasamos cogiendo de lo lindo. A altas horas de la madrugada nos venció el cansancio por tanta cogedera dormimos a pierna tendida. A la mañana siguiente no podía despegar mis dulces ojitos y Ari tan fresco como una lechuga, ya estaba preparado para el mañanero. Me puse en posición y a darle. Nada como una buena sesión de ejercicio aeróbico en la cama para comenzar el día. Además de que me encanta el olor a leche por la mañana...jaja...Ahora, era yo, la que lucia rozagante, con tanta estimación adrenalinosa y con ganas de darle la vuelta a la ciudad en un día. Pero mi apaleador favorito tenía que irse, y yo tendría que desayunar solita. Nos asicalamos para volver a nuestras rutinas, pero que me llama mi "novio", también estaba en el D.F.  y me preguntaba que que andaba haciendo.   -Esteee...chambeando- le contesté. Decidí no regresarme inmediatamente, sino dar un paseito por el centro de la Ciudad mientras esperaba a que mi amorcito terminara sus quehaceres. Ari tomo su rumbo y yo la micro...jaja...se me paso la que iba directo al centro así que tuve que bajarme en la Raza y treparme al trolebus que no me acordaba que no daba feria y hay voy y le hecho una de a diez q wey, en fin...me baje cerquita de Bellas Artes y agarre Madero con rumbo la zócalo...uf, pero sí que esta larguita la calle. Ahí iba Samantha recorriendo la Ciudad de México con tacones de doce centímetros, que no aguante, me compre unos tenis y guarde los estiletos para ocasiones más formales. Lo que se me paso fue ponerme ropa más holgada, llevaba unos jeans a la cadera super pegaditos, de esos que hacen saltar más la nalga y un top que dejaba ver mi ombligo...Uy no, desde que empecé mi andanza comezaron los piropos: bonita, güerita, masita, mi reyna, linda,  otros mas avanzados y subidos de tono y no faltaron los que parecían que se habían echado un kilo de chile habanero, pues se oían bien enchilados con su sssssssshhhhhh o los que se echaban tacos de ojo y su mmmmmm se oía hasta la otra esquina. La neta no me molestaban, en otros tiempos tal vez me hubiera cohibido, pero ahora me encanta dejar a los caballeros con la boca abierta, solo que sí, debí ponerme ropa cómoda, en San Luis puedo salir en cueros y ni quien me tire un lazo pero en el ¿Defectuoso? me comen y viva...jaja...
Me almorce unas quecas y di una vueltecita por el Zócalo pero había manifestantes, quien sabe que alegarían. Ya después que me encuentro con las ruinas del templo mayor pague el tour y al salir del museo, me puse a ver a los danzantes, pensé en  hacerme una limpia azteca que mucha falta me hacía, pero al final me calo el sol, busqué sombra y asiento y que me voy a meter a una iglesia, tal vez era la catedral, estaba llena, había bautizo colectivo...chales... pero encontré una banca, me senté y que veo al redentor, le pedí perdón por ser tan pecadora, pero pues le dije que iba seguir así, porque por lo pronto quería juntar pa' una compu, un bb, un carro y una casa y para eso tenía que pecar mucho y ya estando ahí aprovechando le pedí que me echara una manita mandándome bastantes clientecitos. Me salí porque me entro una llamada y ni modo de estar dando informes pecaminosos en el sagrado resinto.
No quería gastar mi lanita adquirida con el sudor de mis nalguitas, pero me venció la tentación al llegar a la zona de librerías, best sellers a precios de revistas de chismes ¡increíble! y al adentrarme más, me encontré con un mercado lleno de chucherías bien baras baras, bolsas, toallas, fajas, ropa, accesorios, nombre, ahí venia Samy bien cargada de chunches. 
Mi novio en su junta, que si terminaba tarde, que a lo mejor no, que sí, que no y  yo ya bien cansada y quemada, roja, roja, así que le mande un mensajito diciéndole que me regresaba pa' San Luis.
Agarré el trolebus y ahora sí con feriecita le eche los cuatro pesos, pero que se queda a medio camino la carcacha y ahí voy a treparme en el siguiente, llegue a la terminal corriendo el bus salia enseguida así que me trepe y me acomodé. Por el camino me jetie a gusto en los asientos super comodos de ETN, al ratito me despertó un mensaje era de mi novio, me decía, que tanto era mi amor que no me quise quedar con él...chales...se me iba a armar y se me armó pero ese ya es tema para otra entrada, no quise hacerle panchos como él me los estaba haciendo, porque la neta ya andaba muy cansada por tanto ajetreo. Apagué el cel y otra vez babee el asiento...jaja...
Como no hice publicidad ni avisé que iba para el D.F. pues decidí que en otra ocasión me quedaría más tiempo para conocer chilangos, me regresé a lo seguro, que ni tanto pero bueno. A ya casi dos semanas de los aconteciemientos aquí redactados aún me sigo despellejando por andar de pata de perro en pleno solazo del medio día, me cansé, me gaste una buena parte de mis honorarios, me quemé, me cortaron, pero lo bailado, paseado y cogido nadie me lo quito...

Mil y un besos...

SamyPack Super Navideño 2018

Se ve, se siente el SamyPack está presente. Y super navideño. Me encanta la Navidad, por eso este pack tiene más fotos, más videos, est...