Desbloqueo orgásmico.



Hace un buen tiempo conocí a una chica muy linda que también era escort, me la presentó un cliente amigo al que le encantaba los tríos los cuartetos y demás  grupos para nada musicales… jajaja… Digamos que las orgías de chicas era lo suyo. En fin, cuando la vi me pareció algo creída, pero nada que ver, era súper ocurrente, alivianada y buen pedo. No tardamos nada en llevarnos poca madre profesional y personalmente. Nunca olvidaré que con ella supe lo que era una verdadera fiesta y un verdadero orgasmo… sin amor… jajá. Yo llevaba relativamente poco siendo escort iba aprendiendo como el Universo me daba a entender; pero bueno, tampoco es tan difícil coger y saber qué es lo que quieren sexualmente los hombres. Pero aun así me faltaba conocimiento sobre este mundillo y ella se convirtió en mi maestra.


A pesar de que ya vendía mis nalguitas aún era algo mocha y debo confesar que tenía un bloqueo orgásmico, me tardaba demasiado en llegar, aunque no es requisito que una escort tenga orgasmos, yo quería darme ese lujo y aprovechar. Sí, disfrutaba (y disfruto) pero quería más, quería dejarme llevar, pero no podía por la simple y complicada razón de que no había amor (jajaja… lo sé soy súper cursi) pero solo así podía venirme fácil y rápidamente. Y sí, a veces llegaba pero era porque el cliente realmente quería disfrutarme y se llenaba de paciencia para conseguirlo. Pero la verdad muy pocos clientes se preocupan por el placer de una y con justa razón además yo siempre he tenido la premisa de que el orgasmo es de quien lo trabaja. Así que cada vez iba teniendo más trabajo (sexo… jajá) y más cara de amargura. Mi amiga lo notó y se lo confesé, se convirtió en un reto para ella que yo tuviera un orgasmo profesional, pues en nuestros servicios de trío incluíamos lesbian real, sí, nos chupábamos nuestras cositas realmente. Con ella fui descubriendo que no me desagradaban las mujeres y que mi trabajo se iba a convertir en una venidera total.

Así que un día llegamos a una cita, nos contrató un señor algo mayor, así que no aguantó mucho las chupadas a dos lenguas, ni la montada que le dimos, se vino, se quitó el condón, se recostó, cerró los ojos y luego los abrió como platos, pues el show iba a comenzar, nosotras estábamos súper calentorras, así que seguimos besándonos y acariciándonos nos dimos dedo de lo lindo, ya estábamos empapadas y éstos resbalaban fácilmente en la entrepierna, ella me besaba el cuello y rápidamente subía a comerme la boca, nuestras lenguas jugueteaban sin reparo, nos calentamos tanto que nos olvidamos de nuestro cliente, el cual no reclamó, ni interrumpió el sexoso espectáculo que le estábamos dando.

Mi amiga bajo su boca a mis senos, mis pezones ya estaban duros y paraditos se los comió rico, con tanta excitación yo gemía y ella chupada uno y con sus dedos húmedos pellizcaba el otro. Me fui transportando a mi apasionante mundo de fantasías eróticas al que ahora voy a cada rato, escogí mi visión cochinona favorita: chica contra chica, la amiga que me enseña lo que es un verdadero lesbian. Ella siguió bajando y sus labios se encontraron con los míos, abrí las piernas y  sumergió su lengua en mi vagina la recorrió por dentro y por fuera y al final se estacionó en mi clit. Mis gemidos eran bajos como murmullos estaba gozando demasiado, abrí los ojos,  ella estaba concentrada en su tarea de sacarme aquel orgasmo y lo estaba logrando sin dificultad. El clientecito se masturbaba viendo como mi amiga me comía y yo me estrujaba las tetas. Cerré los ojos y me fui… jajá… me perdí en un universo de placer increíble.

Ella no dejaba de lamer y yo no dejaba de gemir. Y así entre lamida y gemidos, todo pareció detenerse, mi corazón, mi respiración, exploté, me vine, me fui, llegué y tuve el orgasmo más memorable de mi vida puteril . Abrí los ojos, ya no sabía si reía o lloraba estaba agitada, ella se separó de mí, en su cara llena de mis fluidos se veía la satisfacción de haberme hecho llegar fácilmente.
Ese día hubo tres personas en el mundo realmente satisfechas y contentas: el cliente con su fantasía cumplida de trío y lesbian realmente real, mi amiga con su logro sexual de haberme hecho llegar al orgasmo rápido y fácilmente y yo, sobretodo yo, con las endorfinas a tope, con un desbloqueo orgásmico, que hasta el día de hoy disfruto, ya no necesito estar enamorada para gozar el sexo al máximo, hasta multiorgásmica me volví… jajá… Gracias a mí querida ex amiga.

Mil y un besos.



ACLARACIÓN IMPORTANTE:

Esto sucedió hace unos años, está chica y yo ya no tenemos contacto. Así que no tengo amigas para tríos. Si usted quiere un trío como este MHM traiga a su propia chica o pareja. El costo del servicio se incrementa porque atiendo a dos personas. 

Mi paisano

Lo conocí en una fiesta “exclusiva” que reunía a varias “personalidades” del “medio erótico” de Twitter y a la cual pagaron caballero...