Cuando me gusta un cliente (segunda parte)


Salí del hotel con una sonrisilla tonta de satisfacción, pensando demasiado en "el cliente". Al poco rato me llega un whats de él, el corazón me empezó a latir descontrolado y otra vez esas molestas mariposas gástricas se empezaron a alborotar, me decía que la había pasado genial y me empezó a tirar el perro cabrón (otro foco rojo, ya ni foco, reflector de alta potencia) según él era tímido con las mujeres pero conmigo nunca fue así, y me emocioné, me dejé llevar, me ilusioné pronto y nos hicimos novios por WhatsApp.  

Regresó  a su Pueblo, todos los días platicábamos por whats y en las noches me llamaba, él se quedaba dormido hablándome y yo me quedaba toda caliente, mojada y cuando colgábamos me daba amor  solita pensando en él, no bueno, yo parecía toda una quinceañera enamorada, al siguiente mes regresó por su chamba, no por mí, pero ya andando acá me dio mi visitada y mi repasón, obvio de gratis y en mi depa, porque ya “éramos novios”,  también porque el mágicamente se volvió pobre, con muchísimas deudas y viviendo con sus papás, cuando antes contrataba divas que lo trataban mal… en fin, la pasamos bien, por el sexo no me podía quejar era bueno porque estaba totalmente enculada, porque el muchacho del mete y saca no pasaba, sentí rico de nuevo, le traía unas tremendas ganas, así que me le fui encima y me lo cogí, durmió muy bien pero yo no,  me quedé algo ganosa y se durmió en cuanto acabo, ronco de lo lindo esa noche y yo no dormí nada de nada, parecía que tenia un camión de carga pesada a mi lado, joven, pero con apnea del sueño muy cabrona, pero estaba enamorada… jajaja... y lo dejé roncar mientras yo me masturbaba esperando que amaneciera para que se fuera y poder dormir, como soy una persona linda, educada y algo venenosa, en la mañana solo le recordé que mi ex no roncaba y me dejaba dormir… jajajaja…

 En fin, que se fue a arreglar sus asuntos de trabajo y familiares, seguimos whatsapeando y hablando un par de meses más, hasta que el chico se empezó a dar su taco y me dejaba en visto, me contestaba con monosílabos, me llamaba por las noches pero ya no todos los días o cuando andaba en la calle porque vivía con sus papás y no fueran oír que hablaba con una mujer… jajajaja… No sé qué tenía que ver, pero me empezó a dar una weva enorme, tenía mucho trabajo, mucha familia que al parecer les parecía mal que un sujeto de 30 años hablara con una mujer, al final las pocas veces que hablábamos era solo para que fuera a verlo, o sea yo, a verlo, yo… jajajaja… porque me cogía taaaaaan chingon, que yo lo necesitaba y de eso se la pasaba hablando, de lo bien que YO me la pasaba… Wey-we-va… enorme, sí el tipo ya se daba el ultra taco porque me gustaba y solo me cogió tres veces, en fin, se empezó a comportar de una forma media patanezca y eso solo por whats y llamadas, era de los clásicos perdedores que piensan que las mujeres se quedan con las que los tratan mal, y yo la verdad no soy de esas, le volví a recordar que mi ex y muchos más me habían tratado de poca madre; yo con esos personajes que sienten que nadie los merece pues los mando derechito a un bello lugar llamado la chingada.

Al final amor de lejos es de pensarse y yo nunca soy la pendeja. Todo se fue enfriando hasta mi fetiche de profesores universitarios y salí con alguien más, otro profe pero de primaria, algo más grande y más loco, pero esa es otra historia,  que igual contaré, se lo dije, lo corté y lo bloqueé. Solo de Twitter no, porque no sabía su cuenta, así que siguió stalkeandome y hace un mes que fui a Puebla me volvió a contactar de otro whats, no sabía que era él, llegué a la habitación, y ¡oh sorpresa! me dio gusto verlo, no lo negare y otra vez cogimos  rico, pero afortunadamente ya no sentí mariposas gástricas, ni enculamineto, ya no me mojé tanto, hice mi chamba, me pago y me fui.

 Lo desbloquee, trato de reconquistarme pero segundas partes no son nada buenas y menos si las primeras fueron desastrosas, me di cuenta que seguía igual: navegando con su bandera de pendejo, pero yo ya me la sabia, y esta vez no caí, me volvió a contar sus tragedias amorosas y no me conmovieron ni un  poquito, no me deje manipular, el niño seguía siendo un codo de primera, quería manipular hasta lo que comía y no me deje, y ahora si le dije que no me gustaba para nada la forma en que me trataba y se ofendió, como no me quede callada, el tampoco y me dijo hasta de lo que me iba a morir, así que lo volví a bloquear, de Twitter no y sé que leerá esto y espero que la próxima vez que vaya a Puebla no me contacté, porque en cuanto abra la puerta y lo veame daré la media vuelta, nada de cachetada, nada de reclamos, simplemente indiferencia, porque el sujeto es de weva demasiada, además que soy cero violencia y wuakala armar escándalos por un tipo que a su 30 y tantos se cree Súper Man porque le gusto a una escort.  Como siempre lo he dicho soy puta pero no pendeja, no me gustan los patanes, ni que traten de manipularme y mucho menos que se suban el autoestima a mis costillas, porque si me gusto el sexo con él era porque me encule, niños no se crean los dioses de la cogedera, las mujeres nos enamoramos de ustedes, de todo su ser, no solo de su miembro promedio, los humanos no somos solo penes y vaginas. Y ahora con varias experiencias vividas,  cuando me gusta un cliente me lo cojo lo doble de rico en el tiempo contratado pero ya no caigo en sus redes y pues next, porque una finge orgasmos por amor o por dinero,  pero ellos fingen amor por un mísero orgasmo… jajajaja y como que así no está nada padre la cosa… jajaja...

Mil y un besos.

P.D. Aquí empieza una trilogía de “novios algo pasaditos de lanza, que hicieron que optara por el ostracismo, el budismo, la meditación, la iluminación y la soltería permanente… jajá… nos leemos pronto. Besitos. Portense mal pásenla bienl. 😘




Mi paisano

Lo conocí en una fiesta “exclusiva” que reunía a varias “personalidades” del “medio erótico” de Twitter y a la cual pagaron caballero...